¿Qúe es el sangrado por implantación?

El sangrado por implantación.

Fecundación.

Cuando el espermatozoide penetra en el óvulo se produce la fecundación y la formación del cigoto. 72 horas más tarde, el cigoto se convierte en mórula y cuatro o cinco días después de la fecundación, la mórula se convierte en blastocito.

A partir de que el blastocito se implanta en el endometrio es cuando se comienza a hablar de un embrión.

Al llegar el blastocito al útero, se produce la implantación embrionaria, normalmente seis o siete días después de la fecundación, éste empieza a producir unas prolongaciones que le permitirán adherirse a la mucosa uterina y meterse en el endometrio.

Catorce días después de la fecundación, el embrión está firmemente anidado en su nuevo hogar. Allí crecerá y se desarrollará.

El sangrado por implantación se puede confundir con la regla.

El sangrado por implantación puede confundirse con la llegada de la menstruación cuando en realidad es un signo del comienzo del embarazo.

Esto puede generar confusión ya que no se sabe si el sangrado es una señal de embarazo o de que ha venido la regla.

Para no confundirnos, hay que fijarse en el color de la menstruación. Suele ser de color rojo oscuro o marrón, leve, y durar entre uno o dos días, a los sumo cinco.

Otros posibles síntomas de los primeros días del embarazo son: hipersensibilidad en los pechos, náuseas, aumento de la temperatura basal, malestar y cansancio.

Test de embarazo durante la implantación.

El test de embarazo se puede hacer pasado unos 12-15 días desde la ovulación. Siempre es recomendable esperar a que haya un retraso de la regla, ya que así da tiempo a que suban los niveles de la hormona del embarazo.

www.lacajitadelplacer.com Tu sex shop online más discreto y económico del mercado.