Como hacer una buena paja a un hombre.

Saber cómo hacer una buena paja es una de las cosas más básicas de las técnicas sexuales que todos deberíamos conocer, hombre o mujer. Descubre en este post, paso a paso, como hacer que tu chico se corra haciéndole una paja inolvidable.

Si eres mujer, y hétero, masturbar a tu pareja de vez en cuando le mantendrá feliz y relajado.  Si eres hombre, saber cómo masturbarte o bien como masturbar a tu pareja si eres gay también tiene sus beneficios.

Empezaremos por lo básico. La técnica de hacer una paja a grandes pasos es muy simple, lo único que tienes que hacer es coger el pene y agitarlo rítmicamente hasta que consigas que eyacule. Pero para conseguir que sea lo más placentero posible hay ciertas cosas que debes tener en cuenta.

No tengas prisa

En primer lugar, deberemos elegir un buen momento para masturbarle. Éste puede ser en la intimidad de vuestra casa, en el coche, en los probadores de una tienda de ropa … Lo único que necesitas son unos minutos para masturbar a tu pareja y conseguir que se corra. La mayoría de hombres no tardarán más que eso.

Consigue que tenga una buena erección

Comienza por meterle mano por encima del pantalón. Pálpale bien el paquete. Sóbalo bien hasta que veas que tiene una erección. Pálpale bien los huevos y el pene. Cuando ya tenga una buena erección, desabróchale el botón del pantalón y bájale la bragueta y mete la mano dentro, por encima de la ropa interior. Haz todo esto con una mano mientras os besáis.

Una vez la mano está ya sólo por encima de la ropa interior, sóbale bien. Repite los pasos anteriores. Siente su erección. Recorre su pene y sus testículos de arriba a abajo. Métele ligeramente la mano por dentro de la ropa interior. Dedica unos minutos.

Desnúdalo y lubrícale bien el pene

Ahora, bájale los pantalones y quítaselos. Déjale desnudo de cintura para abajo. Arrodíllate y coge su pene con una mano, lámelo de arriba a abajo, pasa la lengua por el glande, rodea el glande con tus labios, métete el pene dentro de la boca. Insalívalo bien. Siéntelo duro dentro de tu boca mientras le acaricias los testículos. Lame el glande. El pene debe estar bien lubricado para que la paja sea mucho más placentera. Ya que si no, al agitarlo puede doler.

También puedes usar lubricante en lugar de saliva. Échate en las  manos y frótalas bien, que el lubricante suele estar frío y no es agradable que te toquen con las manos frías. Luego extiéndelo bien por todo el pene. Una vez que el pene esté bien lubricado ya podemos seguir. Hay lubricantes con sabores que son más adecuados si a la vez que hacerle una paja le quieres ir haciendo una mamada.

Comienza a mastubarle

Llegados aquí, debería tener una tremenda erección y el pene bien lubricado. Así que ahora vamos al paso final. Agarra su pene por el tronco con una mano y agítalo rítmicamente de arriba a abajo, sin forzarlo, al principio ve despacio hasta ver que le gusta así. Puedes preguntar para asegurarte de que realmente le gusta.

Aumenta el ritmo hasta que se corra

Como iba diciendo, agítalo rítmicamente de arriba a abajo, con cuidado de no estirar demasiado la piel y hacerle daño. Y, conforme ves que se excita, aumenta el ritmo poco a poco hasta que al final tu hombre se corra.

Otros consejos

Mientras tanto, con la otra mano puedes acariciarle los testículos  o el perineo (la zona que hay entre los testículos y el ano), o incluso si te atreves puedes insalivarte un dedo y metérselo en el ano. Pero asegúrate de que esto le va a gustar, a algunos hombres les gusta mucho y a otros les horripila porque lo asocian con ser gays.

También puedes lamerle el glande de vez en cuando o incluso alternar una paja y una mamada, a gustos.  Después, cuando se haya corrido, que no le costará demasiado, juega con su semen entre sus dedos. Eso le pondrá cachondísimo, y bésale.

Y el semen, ¿qué harás con el semen cuando tu chico eyacule?

Antes de que tu hombre llegue a eyacular, tienes que pensar si quieres que lo haga en tu boca o no, o si quieres que eyacule encima de ti. A los hombres les excita eyacular en la boca de su pareja o en cualquier parte de su cuerpo, les gusta ver cómo su pareja se traga el semen y cómo escurre por su cuerpo. Esto depende de tus gustos, de la situación.

Saber hacer una buena paja es imprescindible. Si quieres ver a tu hombre satisfecho y relajado, hazle de vez en cuando una buena paja, sin avisar, cuando estéis los dos en el sofá viendo la tele o cuando estéis cocinando, cualquier momento sirve. Verás cómo te lo agradece.

Visítanos en www.lacajitadelplacer.com   Las mejores ofertas al mejor precio, a la mejor calidad y al mejor servicio.